Desmantelaron la tumba del nazi Rudolf Hess en Alemania - Crematorium.eu News about crematoria in Europe - www.crematorium.eu informs about crematoria in Europe- Krematorium.eu- crematorio.eu, find a crematorium

Search
Go to content

Main menu:

Desmantelaron la tumba del nazi Rudolf Hess en Alemania

Published by in Spanish / Español ·

La tumba de Rudolf Hess, quien fuera lugarteniente de Hitler, fue desmantelada, después de haber sido durante más de dos décadas lugar de peregrinaje de grupos neonazis. La decisión la tomó la comunidad cristiana evangélica de Wunsiedel, una pequeña localidad de Baviera...

La tumba de Rudolf Hess, quien fuera lugarteniente de Hitler, fue desmantelada, después de haber sido durante más de dos décadas lugar de peregrinaje de grupos neonazis. La decisión la tomó la comunidad cristiana evangélica de Wunsiedel, una pequeña localidad de Baviera, que denegó a la familia Hess la renovación del alquiler de la parcela en el cementerio local. Ante esto, sus familiares decidieron incinerar los restos de Hess y esparcirlos en el mar.

La comunidad de Wunsiedel denegó una prolongación del alquiler del lote en su cementario, que ahora luce sin la imponente tumba de granito de Hess y con la tierra recién removida. En realidad, el contrato había vencido en 2007 y desde entonces se estaba en condiciones legales de ordenar la remoción. Finalmente, la familia aceptó el desmantelamiento de la tumba.

Suicida. Hess, condenado a cadena perpetua en los juicios de Nuremberg al término de la Segunda Guerra Mundial (1939-45), se suicidó ahorcándose el 17 de agosto de 1987 en su celda de la prisión de Spandau. Era el último preso en ese establecimiento, erigido por los aliados para albergar a los condenados en Nuremberg. Hess tenía 93 años.

Rudolf Hess era el lugarteniente de Hitler en los años 30, cargo al que había accedido por haber estado al lado del fundador del Nacionalsocialismo desde el inicio de su carrera política. Escribió junto con Hitler el panfleto "Mi lucha", en el que se condensan las ideas antisemitas y militaristas del nazismo. En 1941, cuando la II Guerra ya duraba dos años, Hess escapó de Alemania a bordo de un caza y se lanzó en paracaídas sobre Gran Bretaña (ver aparte). Fue apresado, y jamás recuperó la libertad. Los motivos de su viaje nunca quedaron claros: alegó que había viajado para negociar la paz con Londres, pero no se lo tomó en cuenta. A su vez, su fidelidad a Hitler quedó en evidencia en Nuremberg, donde a diferencia de otros jerarcas no se retractó de su ideología ni criticó al "Führer". Por este motivo, Hess era objeto de la veneración por parte de los grupos neonazis alemanes y europeos.

En 1987 sus restos fueron sepultados por su propio deseo en el sepulcro familiar del cementario de Wunsiedel. Desde entonces, su tumba se convirtió en lugar de peregrinación habitual para la extrema derecha alemana.

Cada 17 de agosto, cientos de personas viajaban a esa localidad de apenas 10.000 habitantes para honrar al "mártir" Hess, el hombre que nunca renegó de su nazismo.

Ahora Wunsiedel recuperará su tranquilidad rural y dejarán de producirse las marchas —ilegales— que se repetían cada año, acompañadas siempre por contramanifestaciones de protesta convocadas por partidos políticos democráticos y agrupaciones de la sociedad civil. La comunidad cristiana evangélica espera que ahora se deje de relacionar a Wunsiedel con Hess.




No comments

Add to Google
crematorium.eu on Facebook
Back to content | Back to main menu