Las incineraciones se ponen de moda - Crematorium.eu News about crematoria in Europe - www.crematorium.eu informs about crematoria in Europe- Krematorium.eu- crematorio.eu, find a crematorium

Search
Go to content

Main menu:

Las incineraciones se ponen de moda

Published by in Spanish / Español ·

Desde que en 1978 se realizara la primera incineración en España más de 1.000 difuntos pacenses han pasado por este proceso en el crematorio de Badajoz.
La ciudad dispone de un crematorio propio desde 2003 y en pocos años los servicios que realiza se han multiplicado. Los vecinos de Badajoz se han apuntado a la moda de las incineraciones, más baratas que los entierros. De hecho la cifra de cremaciones realizadas en la ciudad en 2010 está por encima de la media nacional.
La instalación de referencia en la capital pacense está en la Carretera de Valverde, junto al Cementerio de la Soledad. En su primer año de vida apenas registró dos cremaciones, pero la cifra se incrementó pronto. En 2008 ya superaba los 200 servicios anuales y en 2010 se incineró a 263 fallecidos.
Esto indica que los enterramientos tradicionales continúan siendo mayoritarios. No obstante, el hábito de elegir la cremación se ha extendido, destaca Marcelo García, encargado de la incineradora pacense. En concreto, los familiares de tres de cada diez pacenses que mueren incineran al difunto cuando la media española se sitúa en 2,5 por cada diez muertos.
Cada año fallecen en Badajoz entre 750 y 800 personas. A la hora de valorar estas cifras, explica García, hay que tener en cuenta la presencia de los hospitales, a los que acuden enfermos de toda la provincia. En la actualidad funciona un solo horno, pero su demanda aumenta y en pocos años será necesario instalar más.
En tres horas la incineradora consume los restos mortales. Pasado ese tiempo el cuerpo se ha convertido en cenizas. El crematorio pacense, propiedad de Funerarios Reunidos de Badajoz (Fureba), suele hacer entre dos y cuatro incineraciones al día. La empresa es propiedad de tres socios. No se trata de las únicas instalaciones que funcionan en Extremadura. La región también cuenta con las incineradoras de Plasencia, Cáceres, Villanueva de la Serena y Mérida.
El crematorio pacense tiene mayor actividad en el mes de marzo y junio es el mes que menos servicios realiza. «Polvo eres y en polvo te convertirás. Nosotros solo aceleramos el proceso», destaca Marcelo García.
Y es que cuando quedan al descubierto los huesos del esqueleto de una persona muerta es cuestión de años que estos restos óseos se transformen en polvo.
Normalmente las familias que trasladan al difunto al crematorio optan por esparcir las cenizas. No existe una normativa en España que regule esta actividad hasta el momento, explica Marcelo García. También están los que prefieren meterlas en un columbario, o simplemente guardar los restos en casa.
Las cenizas se obtienen por encima de los 850 grados. Se sacan del horno por debajo de los 400 grados centígrados. Los restos de ceniza no representan ningún problema de salubridad. Salen «completamente limpias» de los quemadores, asegura el gerente de Fureba, quien matiza que el 99% de los componentes de las cenizas resultantes son material óseo y el 1% elementos orgánicos.
Los precios
El factor económico entra en juego a la hora de elegir qué se hace con los restos de un fallecido e incinerar sale más barato. La tarifa de una inhumación en un cementerio, sin tener un nicho en propiedad, es de 900 euros aproximadamente. Por esta cantidad se adquiere la sepultura durante un periodo de 50 años.
Por otro lado, el importe de una incineración, con el féretro incluido, asciende a 502,80 euros, IVA incluido. La diferencia económica puede ser de hasta 400 euros y variará en función de la existencia de una póliza de seguro contratada, o de una sepultura en propiedad.
Pero las personas con una póliza de seguro que deseen ser incineradas deben actualizarla pues existen muchos casos en los que los familiares acuden con el fallecido al crematorio y descubren que el contrato acordado con la aseguradora no incluía esta prestación, explica el responsable de Fureba.
Por eso en la actualidad se han multiplicado las pólizas de seguros que incluyen la incineración. También lo han hecho las que contemplan el servicio de tanarorio. El importe mensual de la opción de crematorio, para una familia, tiene un coste adicional de 5 euros al mes.
Columbarios en la ciudad
El Cementerio Municipal de Badajoz dispone de dos bloques de columbarios en los que se pueden depositar las cenizas de los difuntos. Desde 2009 están disponibles un total de 288 columbarios y ya han sido ocupados 23. El precio de cada uno de ellos es de 190,53 euros y da derecho a la concesión del espacio durante 50 años.
De momento, la capacidad disponible es suficiente y el Ayuntamiento no se plantea ampliar el número, indican desde la Concejalía de Cementerios.
Además, junto a las instalaciones municipales existe otro espacio para dejar las cenizas en el interior del recinto en el que funciona el horno crematorio pacense, junto al Cementerio de la Soledad al que se llega desde la carretera de Valverde.
Incluso, atendiendo a estas nuevas costumbres, hay varios proyectos de construcción de columbarios en tres parroquias de Badajoz. Los templos de Las Vaguadas, San Juan de Dios y la Hermandad de la Soledad estudian la creación de sus propios proyectos para depositar las cenizas de sus feligreses.
El objetivo que plantean las parroquias es el de recuperar una tradición antigua que consiste en depositar los restos de los difuntos junto a un lugar sagrado. De momento el proyecto de los columbarios de Las Vaguadas es el más adelantado.
Éste se plantea sobre una superficie de 250 metros cuadrados en una cripta, bajo la capilla principal. Además de ofrecer la posibilidad de depositar las cenizas quiere convertirse en un osario. Se trata habilitar un espacio en el que se puedan dejar los huesos de los difuntos cuando han superado el tiempo contratado con los gestores del cementerio.
De momento la parroquia espera el visto bueno del proyecto arquitectónico para poner la primera piedra. Mateo Blanco, párroco de Las Vaguadas, espera que las obras comiencen este mismo año. Será además una forma de financiar la construcción de un nuevo templo en Las Vaguadas, junto a la pequeña capilla que existe en estos momentos en el barrio, explica Blanco.




No comments

Add to Google
crematorium.eu on Facebook
Back to content | Back to main menu