Japon: Los muertos ya no se incineran - Crematorium.eu News about crematoria in Europe - www.crematorium.eu informs about crematoria in Europe- Krematorium.eu- crematorio.eu, find a crematorium

Search
Go to content

Main menu:

Japon: Los muertos ya no se incineran

Published by in Spanish / Español ·

La escasez de combustible ha obligado a enterrar en fosas comunes a los más de 9.000 fallecidos

JAPÓN es uno de los países del mundo que más práctica las cremaciones, con un porcentaje del 98,7% del total de fallecimientos, frente al 1,3% que se declina por las inhumaciones, pero en los próximos meses estas cifras se verán alteradas. La escasez de combustible que afecta a Japón tras el terremoto y el posterior tsunami de hace ya doce días, ha hecho que las autoridades de dos municipios de la prefectura de Miyagi comiencen a enterrar en fosas comunes los cuerpos de las primeras víctimas identificadas, en vez de ser incinerados. Además, la falta de ataúdes para albergar a tantos fallecidos al mismo tiempo ha llevado a que muchos sean envueltos en sábanas y enterrados en un templo en la ciudad de Watari, mientras que en otras zonas se preparan grandes extensiones de tierra para proceder a los entierros de hasta mil cuerpos. Las autoridades han explicado a los familiares de las víctimas que esperan que las incineraciones se puedan poner en práctica como venía siendo habitual hasta hoy en día en menos de dos años.

Mientras, Japón hace frente a sus desastre natural más grande tras la II Guerra Mundial, que incluye restaurar las infraestructuras para atender a miles de damnificados, controlar la distribución y el consumo de alimentos afectados por los altos niveles de radiación y conectar a la electricidad a los seis reactores de la planta nuclear de Fukushima.

Hasta la fecha, la ley japonesa obligaba a incinerar los cuerpos sin vida, pero ahora la situación da un giro puesto que muchos crematorios situados en las zonas afectadas no funcionan debido a la escasez de combustible. En una de las ciudades más devastadas por el terremoto, Rikuzentakata, con más de 1.800 víctimas hasta la fecha, el crematorio no puede practicar más de una decena de incineraciones al día por falta de medios, por lo que aumenta el riesgo de epidemias y de contagios entre el resto de ciudadanos.

Mientras, en Higashimatsushima, son los soldados los encargados de bajar los ataúdes de mil cuerpos sin vida, ante la presencia de los familiares, ya que la cremación requiere de unos 50 litros de queroseno para un solo cuerpo y no hay suficiente disponible. De esta forma, parece que Japón pone en práctica entierros sencillos, rápidos y prácticos ante la situación de emergencia reinante, poniendo de la lado la tradición budista, que profesa casi el 95% de la población, e improvisando ataúdes de madera, pero también de sábanas y de bolsas de plástico

En la mayoría de los 2.100 crematorios y 10.000 torres de cremación del país, en gran parte administrados directamente por el Gobierno, se realizan incineraciones para féretros de hasta 185 centímetros de longitud y 55 de ancho, medidas hechas teniendo en cuenta los estándares de complexión de los japoneses. Sin embargo, en 1994 una ciudad próxima a Osaka tuvo que reconstruir su crematorio para dotarlo de hornos más grandes en los que poder incinerar los cuerpos de residentes extranjeros, con unas dimensiones mayores a las de los difuntos locales. Desde el 11 de marzo, se han practicado autopsias a 8.360 cadáveres, de los que 4.670 pudieron ser identificados y entregados a sus familiares.

9.080 muertos La cifra oficial de muertos alcanza ya los 9.080, pero puede seguir subiendo ya que el número de desaparecidos supera los 13.000 y las esperanzas de encontrar supervivientes entre los escombros se desvanecen entre los equipos de rescate, que siguen trabajando sobre el terreno. Las prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukushima son las más afectadas, en ellas 125 estudiantes fallecieron, mientras que otros 1.600 siguen desaparecidos, según el Ministerio de Educación.

Mientras las cremaciones continúan, a mediados de agosto se celebrará el Festival del Obon, o Día de los Difuntos, una de las celebraciones más tradicionales en Japón que tiene lugar desde principios del siglo VII a.C. y en la que se rinde tributo a los antepasados. El Obon se celebra en todo Japón el decimoquinto día del séptimo mes lunar, por lo que suele tener lugar alrededor del 15 de agosto, mientras que en otras ciudades como Tokio la fiesta se adelanta al mes de julio. Se trata de uno de los pocos períodos de vacaciones de los japoneses en el trabajo, por lo que está asociado con una época de viajes para celebrarlo con una gran reunión de la familia y los amigos.

Durante los tres días de homenaje, los japoneses regresan a sus pueblos de origen ante la creencia de que los espíritus de los antepasados y los seres queridos vuelven al hogar del que partieron, por eso también cuelgan linternas alumbrando el exterior de las casas, limpian las tumbas e incluso utilizan alimentos como ofrenda.




No comments

Add to Google
crematorium.eu on Facebook
Back to content | Back to main menu